Cómo clasificar a la gente y por qué

La pregunta tiene, no cabe duda, mucha enjundia e invita a profundas meditaciones, pero en este momento no estoy yo para eso y prefiero hablar del tema con cierta ligereza.

Porque, vamos a ver, ¿quién es para mí la gente? Cualquiera de las personas que tengo a mi alrededor. Y ahora, en este momento, a quien tengo más cerca es a  mi compañera de piso. La observo. Una profesional eficiente, con un estupendo trabajo, un físico sensacional, cantidad de amigos y un  montón más de cosas buenas. Todo  visto desde fuera,  claro. Desde mi perspectiva de compañera de piso la visión  es otra. Veo una mujer cansada, con deseos de estar en silencio después de un duro día de ejercer como relaciones públicas, con la cara sin  maquillaje, el cabello lleno de rulos, la bata deslucida y las zapatillas viejas, su ropa más querida para estar en casa. Dejados a un lado todos los elementos que  durante el día le han dado un aspecto ”glamuroso”, mi compañera  me parece muy corriente, muy normal, muy del montón.

Sin embargo, cuando sale por la mañana de casa,  recién  peinada y maquillada, descansada, con su conjunto verde de Armani, agitando las llaves del coche mientras habla segura y convincente por su teléfono móvil, es la imagen de la vitalidad, la belleza,  la decisión, el bienestar, la fuerza, el optimismo. ¿Cómo clasificarla entonces? Qué curioso, ¿verdad?  Es muy difícil clasificar a nadie, no hay criterio que sea perfectamente válido, que abarque  todas y cada una de las facetas que podemos mostrar cada uno de nosotros, cada uno de esos que llamamos “gente”.

Somos tan polifacéticos, para bien o para mal, que necesitaríamos un observador, o mejor, necesitaríamos que nuestro ángel de la guarda fuera en todo momento lanzando al exterior, para que nos conocieran y nos pudieran clasificar, lo que sentimos,  pensamos, queremos, lo que necesitamos dar y lo que necesitamos recibir. Y eso es muy difícil. Yo  no quiero pararme a clasificar, no me gusta el término, lo siento, prefiero pensar que todos somos únicos y maravillosos y que tenemos valores más o menos visibles, más o menos brillantes, más o menos útiles, que a todos y cada uno de nosotros, ”gente”, nos hacen ser!!!!!!!Inclasificables!!!!!!!!!!!.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelatos, Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cómo clasificar a la gente y por qué

  1. javi dijo:

    hola, pues me ha parecido una reflexión lúcida, que me ha hecho pensar en un estudio fotográfico que analizaba cuánto puede cambiar el atractivo físico de una persona dependiendo de su postura y actitud. Te he encontrado en el concurso de blogs de 20minutos, estoy revisando páginas para ver a quién voto, si quieres devolverme la visita…allí estoy, en la letra “N”. un saludo.

Me encantaría saber qué te ha parecido este relato, puedes dejar un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s